Inicio > Boliche, Boliche Internacional, Ernesto Avila, Internacional, México, Mundiales > WYC 2014, Bitácora del viaje día 5 (por Ernesto Avila)… algunos problemas

WYC 2014, Bitácora del viaje día 5 (por Ernesto Avila)… algunos problemas

A veces la preparación, el trabajo previo se ven afectados por factores que salen del control de los jugadores y coaches, uno de los principales “mantras” en el boliche de competencia es primero busca llegar constantemente a la “buchaca” y luego nos preocupamos por cargar las esquinas.

Sigo pensando que estas vivencias, que mi hermano escribe en su “Bitácora de Viaje”, son muy valiosas para los jugadores y coaches en general.

 

El día de hoy inicio su competencia el resto del equipo, por la mañana Enrique Kassian y André Fors se lanzaban a la la persecución de las medallas, se sentía un ambiente de optimismo y confianza durante las prácticas y el primer juego, fue un buen inicio 212 y 231 respectivamente y sabíamos que pronto llegaría nuestro momento sin embargo esto nunca sucedió, el siguiente par nos lastimo mucho y nunca pudimos realizar el ajuste adecuado, varios jugadores iniciaron muy arriba en el corto y otros estaban en nuestra zona lo que provoco que perdiéramos reacción por la orilla y alrededor de duela 8 la reacción fuera muy violenta, decidí que cambiáramos de zona y nos mantuviéramos cerca del canal utilizando un material más agresivo y procurando que el remate fuera en arco aún cuando Enrique logro salvar un 202 cada ajuste castigaba a André con splits o washouts hasta apenas conseguir un 142, la confianza se fue degradando poco a poco conformé avanzaba la sesión y esto fue incrementando la tensión en el equipo, el gran deseo de ganar aunado a los bajos resultados y el buscar la pronta recuperación hizo que de manera paulatina se fuera incrementando la velocidad de sus disparos situación que en su momento sentí era lo adecuado ya que de esta forma se evitaría que la bola sobre reaccionaria al final de la línea pero no preví que aún con un material más agresivo la bola tendiera a flotar demás, André inició una buena recuperación en ese tercer juego con un 225 y Enrique empezó a tener cierta desconfianza al spare ya que sus paleos no habían sido altos y varias combinaciones fallidas le habían dado un bajó juego de 168 y este fue el juego que marco el resto de la mañana, en ningún momento se volvieron a sentir a gusto y fue uno de los comportamientos más extraños que he visto en una pareja de esta calidad, parecían los pistones de un motor mientras uno parecía que ya había encontrado el ajuste correcto e iba hacia arriba, el otro se veía completamente pedido y volvía a bajar, fórmula que se repitió juego tras juego hasta el final de la sesión. El equipo noruego que iba por delante de nosotros tampoco fue de mucha ayuda y poca información se pudo sacar durante la transición ya que al parecer ellos tenían sus propios problemas para ajustarse. A la mitad del último juego Enrique se sentía realmente robado durante la mayor parte de la sesión y le comenté que el problema era un poco de actitud y de tensión que ya dejara de ajustar y perfeccionar tanto su disparo y si ya estaba pegando en la buchaca iban a ser más las chuzas que los robos incluso apostamos a que por cada robo yo le compraría un café de Starbucks y por cada chuza el me lo compraba a mi, se río y dijo
– pues que chiste ¡así le voy a tirar a que me deje el diez!
– hazlo y gánate muchos cafés.
Resultado final: Enrique Kassian 0 Ernesto Ávila 7 (ya tengo cafés para toda la semana)

Por la tarde Sara y Raquel iniciaron su evento y de inmediato tuvimos que cambiar el plan de juego, después de un inicio flojo de parte de Sara con un 152 y un juego regular de Raquel de 201 nos toco jugar en la misma mesa que las coreanas y fue increíble ver la recuperación de la coreana Sujim Yang quien después de un 178 inicia su juego con 5 chuzas en contra de toda mi lógica posible, con una bola IQ Gold por la orilla pulida en un sector y lijada en otro. Opte de inmediato mover a Sara por la orilla y me acerque a Enrique y al Dr. Aguilar para mostrarles mi asombro y respeto total a esa jugadora (en este deporte nunca dejas de aprender) ambos rieron y el Dr. me comento cada evento es lo mismo estas coreanas siempre nos ganan jugando completamente por la orilla, deberías bajar a Sara. Pensamos lo mismo y ya lo había hecho. El resto de la sesión ocurrió de manera tranquila y sin sobresaltos con una pareja de mexicanas que en ningún momento logro hilvanar un buen número de chuzas y cuando estaban jugando mejor simplemente las chuzas no caían, lograban un doble o un triple y de inmediato un pino 10 e inclusive hasta pinos 8 que menguaban la seguridad de ellas e incrementaban la tensión con el paso de la sesión.

Una vez analizada la sesión de este día considero fundamental el buen manejo de la tensión de los dedos, un boliche como esté con este patrón requiere de una bola que llegue con más energía al final del camino si tratamos de meter un poco más de giro o incrementamos la velocidad tendemos a hacer volar el pino y no conseguimos ese gran paleo que logran las jugadora que están hasta arriba, una vez encontrado el ángulo adecuado, un eje de rotación más horizontal es la solución en este patrón.

Creo que estamos listos para lo que sigue.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Platícame tu qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: